Google
 

viernes, 14 de noviembre de 2008

Relaciones de amor-odio (4)

"...PRIMERO DEJAS DE JUZGARTE A TI MISMO; después dejas de juzgar a tu pareja. El mayor catalizador del cambio en las relaciones es la aceptación total de tu pareja tal como es, dejando completamente de juzgarla y de intentar cambiarla..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Juzgarme a mi mismo ya estaba hace tiempo superado. Juzgar a mi pareja... ummm, aquí también estuvo la confusión.

El hecho que yo viera que nuestra relación no era sana, no era una relación de amor, hizo que yo hablara de ello con él.

Aunque mi intención no fuera juzgarle, sino que sanaramos nuestra relación, al hablar con él sobre esto le estaba juzgando. Entonces, al principio, el se mostró muy dispuesto a elevarse por encima de todo esto, pero me pidió que si en algún momento veía que se estaba olvidando, que entraba en su ego yo se lo volviera a decir.

Aquí estubo el error. Porque en cuanto lo vi, se lo dije, ¡ya le estaba juzgando!.

No era mi intención cambiarlo, pero él había expresado su deseo de cambio. Además él tenía que cambiar para poder mantener una relación sana conmigo y yo no estaba dispuesta a tener una relación condicionada. ¡Menudo conflicto!. ¿como quieres que alguien cambie algo sin querer que lo cambie?.

Aquí fue el error. Intenté que se viera claramente mi intención de ayudarlo a cambiar 'solo' aquello que nos podría separar. A cambiar 'solo' aquello que nos podría hacer sufrir mutuamente. A cambiar 'solo' aquello que él estaba dispuesto a cambiar. Con su aceptación previa... pero su ego pudo con él, no supo mantener la presencia y yo no era su presencia. Yo no podía hacerle de 'pepito grillo' para recordarle que él debia estar presente si quería sanar esto y con ello mantener una relación conmigo en el amor. Mi ego tomo el protagonismo cuando yo empecé a hacerle de 'voz de la conciencia' y ganó terreno... así fue todo de mal.

Así que, aunque no hubo intención que él cambiara nada, no hubo juicio sobre lo que él 'debía hacer' en realidad si que lo hubo cuando entré en el juego y acepté su petición: que hicera por el de consciencia. No lo vi en su momento, menos mal que ahora soy capaz de verlo.
"...La aceptación total también supone el final de la codependencia; ya no te dejas arrastrar por el patrón inconsciente de otra persona, favoreciendo de ese modo su continuidad. Entonces, o bien os separáis —con amor—, o bien entráis juntos más profundamente en el ahora, en el Ser. ¿Es así de simple? Sí, es así de simple..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Sí, así de simple, comprendí y acepté... terminó la codependencia. Terminó el dolor y el sufrimiento. No puedo disfrutar de su amor, pero al fin y al cabo en la situación tal y como se planteaba tampoco lo podía disfrutar.
"...Aunque es posible tener breves atisbos, el amor no puede florecer a menos que estés permanentemente liberado de la identificación mental y tu presencia sea lo bastante intensa como para haber disuelto el cuerpo-dolor, o hasta que puedas, al menos, mantenerte presente como observador. De ese modo, el cuerpo-dolor no podrá arrebatarte el control y destruir el amor..." 
E. Tolle - El Poder del Ahora
Espero, con esta experiencia, haber disuelto completamente el cuerpo-dolor que provocaba y atraía personas adictas a relaciones insanas y dolorosas. Si no es así, si aparece una nueva relación me mantendré totalmetne presente, deseo de corazón poder tener alguna vez relaciones iluminadas. 

En nuestro caso, en un amor muy muy grande, el ego, el cuerpo-dolor ha destruido nuestro amor. No se lo voy a permitir nunca más.

.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"El mayor catalizador del cambio en las relaciones es la aceptación total de tu pareja tal como es": no entiendo que si se debe aceptar a la pareja como es, la diferencia entre elegir una pareja u otra. Es decir, si aceptas de una pareja sus "defectos" qué diferencia hay en buscar una nueva pareja que no tenga esos "defectos" o aceptar la pareja con "defectos" y renunciar a encontra una con la que nos complementáramos mejor. Entonces, se puede ser pareja de cualquier persona si aceptamos sus "defectos", no? Sólo con ser persona ya basta. No sé si me explico...

María R. P. dijo...

Apreciado/a anónimo/a:

No se trata de defectos. Los defectos solo los ve el ego.

Si miro con los ojos de mi ego veré defectos, cuando ya no miro conlos ojos del ego, ya no hay defectos. Ahí estriba el problema. Cuando uno ya no mira al otro con los ojos del ego pero el otro sí. Cuando el otro vive su vida en función de una identidad que le hace sufrir y tu no.

Cuando el ego del otro le hace dudar tanto de su relaciones y de su amor que termina pensando que no ama al ser amado y cuando ya no lo tiene se desespera por él. Y comienza un circulo vicioso de 'ahora te amo', 'ahora dudo', 'ahora no te amo', 'ahora vete', 'ahora ven', 'ahora te amo', 'ahora no te amo', 'ahora vete'

No se trata de buscar una pareja sin 'defectos', se trata que para que pueda fluir el amor, ambas personas de una pareja deben sentirse y no permitir que el ego arruine su amor.

Una pareja no es una cosa que se coge o se deja en función de las ventajas o defectos que tienen. Primero tiene que surgir el amor y cuando este surge, entre ambos tienen que cuidar que no quede contaminado por el ego y que el amor quede perdido tras una capa de lodo.

Ambos lo pueden hacer, pero si uno de los dos no quiere, la parte que lo intenta, lo intenta hasta que la otra parte vuelve a dudar si te ama o no. Entonces ¿que hacer cuando esto se repite y se repite? solo apartarse porque ya le han echado y esperar que algún día su amor por si mismo pueda florecer y se de cuenta que viviendo tras el ego solo conseguirá sufrimiento, miedos e infelicidad.

Solo se puede esperar, amando en silencio.

Tienes razón que el mayor catalizador del cambio es aceptar a la otra persona como es. Eso espero que suceda... algún día, pero no me aferro a ello, porque quizás no suceda. Simplemente dejo que las cosas pasen como tengan que pasar. Aceptándolo.

Gracias por tu reflexión

Anónimo dijo...

...pero entonces, siguiendo estos principios, se puede amar a cualquier persona, no? puesto que si la aceptamos cualquier persona es válida. Entonces como se distingue el amor? (perdón si me hago pesada, pero es que me quiero hacer entender)

María R. P. dijo...

No eres pesada ni mucho menos.

Yo no puedo dar la solución a los problemas amorosos, si pudiera no tendría esos problemas :-).

Lo único en que modestamente puedo aportar mi granito de arena para que cada uno reflexione ante su propia situación con las reflexiones que yo voy haciendo mientras practico el 'ahora'.

Como yo lo siento (y me gustaría que esto no quedara como un dogma ni como una ley irrefrutable), podemos amar a todo el mundo, de hecho cuando te mantienes muy presente en tus relaciones solo es así, pero no solo a las personas, sino también a todo lo que te rodea ya sea ser vivo o supuestamente inerte (una piedra), sentir esa energía que te unifica con todo (el amor) es posible. Pero solo si te desidentificas del ego y sientes tu unidad con el todo.

La energía del amor solo la puedes vivir desde el Ser y siempre que te mantienes presente, en el ahora, te mantienes en contacto con tu Ser, y por tanto solo sientes amor.

Pero el amor que te hace sentir que deseas que la otra persona sea tu "compañero de viaje" es otra energía diferente. Es una energía de reconocimiento que ya conocías a esa persona antes (llámalo si quieres almas gemelas).

Amar no lleva a desear compartir vida con alguien o con algo. Para compartir vida con alguien tiene que haber un cruce en los caminos individuales y desde ahí ambos tienen que desear continuar su camino juntos. Eso solo sucede con algunas personas. No con todas las personas con las que te cruzas en su/tu camino de vida.

Entiendo por tus palabras mi querida anónima, que estás "pensando" en lo que yo estoy diciendo en mi blog o lo que Tolle dice, pero todo esto que yo aquí plasmo no forma parte de conocimiento de la mente. La mente no puede entender todo esto en su complejidad por lo simple que es.

Para poder comprender en su totalidad hay primero que practicar, ser el observador y desidentificarse de las emociones y las situaciones de vida, desidentificarse del dolor y del sufrimiento. Hay que poder escuchar desde el Ser y no leer desde la mente.

Cuando te has desidentificado ya no necesitas utilizar palabras como las de: 'defectos', 'elegir una pareja', 'deber aceptar a la pareja' 'persona válida'.

No se trata de deber hacer, no hay que aceptar por obligación, porque así eres mejor persona, no se trata de "pensar" que cualquier persona es 'valida" porque justamente el pensar como tienes que actuar te hace entrar en otra identidad y en definitiva en el ego (aunque tenga la apariencia de persona evolucionando).

Te aconsejo que practiques vivir el momento presente y observes tu mente pensante. Cuando consigas acallar esa mente que hace preguntas y quiere entender, entonces lee a Tolle y podrás comprender de otra manera, ya no habrán preguntas. Y a partir de ahí... amar totalmente y si te encuentras a alguien con el que mutuamente queráis compartir vuestro camino, practícalo, entra en la relación sin temor, pero se sobre todo mantente muy presente cada segundo de esa experiencia, cada segundo de tu vida, solo así podréis crecer mutuamente en amor.

Esto que te detallo, es lo que yo estoy intentando hacer, en la medida de lo que avance en mi práctica seré más o menos capaz de hacerlo, pero no por ello mejor persona. Por eso mismo me gusta expresar este camino, porque entre todos me ayudáis y se que esto también os ayuda. Nos nutrimos mutuamente.

Se feliz.

Anónimo dijo...

hola, ya he leído a Tolle...solo estaba filosofando y he llegado a la conclusión que según estas enseñanzas con la aceptación cualquier persona puede ser pareja de cualquiera. Utilizo palabras como "defectos" etc porque de algún modo se tienen que llamar para comunicarnos. No busco consejos, buscaba abrir un debate. Saludos.

Fabiola Hernandez dijo...

Yo leí de un psiquiatra con renombre que el entendía que cualquier pareja podía estar perfectamente bien el uno con la otra abriéndose al amor ... Poniendo cada uno amor de su parte y con aceptación ...

Fabiola Hernandez dijo...

Yo leí de un psiquiatra con renombre que el entendía que cualquier pareja podía estar perfectamente bien el uno con la otra abriéndose al amor ... Poniendo cada uno amor de su parte y con aceptación ...