Google
 

martes, 7 de agosto de 2007

La alegría de SER

Recuerdo la primera vez que leí el libro, muchas cosas me sonaban a chino, no comprendía su significado real aunque era capaz de entender las frases que ahí estaban escritas. No me sentía identificada con muchas de las ideas que ahí se describían, hasta que reflexioné bajo esta indicación:

"...Para notar si te has dejado atrapar por el tiempo psicológico, puedes usar un criterio muy simple. Basta con preguntarte: ¿Hay alegría, fluidez y ligereza en lo que estoy haciendo?..." E. Tolle - El Poder del Ahora

Realmente no había nada de eso, ahora, la mayoría del tiempo, sí. Gracias a continuar con sus consejos.

"...Si no la hay, el tiempo encubre el momento presente y percibimos la vida como una carga o como un esfuerzo..." E. Tolle - El Poder del Ahora

Es más sin sentido real, perdidos en esa vida pesada y abrumadora.

"...El "como" siempre es más importante que el "qué". Trata de conceder mucha más atención a lo que haces que al resultado que esperas obtener..." E. Tolle - El Poder del Ahora


Realmente yo me decía, "¡yo me fijo mucho en el cómo!" pero eso no era absolutamente cierto, aunque sí en sentido aparente.

Estudiaba previamente el "cómo" para conseguir un "qué" que me satisficiera, pero vivía el "cómo" en el pasado y con vistas en el futuro (lo que había previsto que iba a hacer para conseguir el resultado esperado) y no en sentido real que Tolle intenta transmitir: "...concede mucha más atención a lo que haces..." en el momento que lo haces.

"...Por tanto, no te preocupes por el fruto de tus acciones, mantente atento a la acción misma. El fruto ya vendrá cuando corresponda. Ésta es una práctica espiritual muy poderosa..." E. Tolle - El Poder del Ahora


Y no queda duda una vez que lo pruebas con toda tu consciencia.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un enorme placer visitar tu Blog, me encantan tus reflexiones, me inspiran... Muchas gracias, espero que sigas cada dia mejor.

Anónimo dijo...

Querida María:

Te hago saber, oficialmente, que eres poseedora del "blowing thinking award", por el poder que me ha concedido el premio otorgado por el blog de Isabel:) Oleos y Música.

Creo que tu blog, como verás en el comentario que hago, es uno de los proyectos imprescindibles, para la evolución de todos:), responde plenamente a la condición del premio de "blogs que hagan pensar":)

Puedes recoger tu premio en http://evolucionando.wordpress.com/2007/08/23/este-blog-ha-recibido-un-premio-y-no-me-habia-enterado-gracias-isabel/:)))

Tienes que cumplir determinadas condiciones muy duras, jaja, que encontrarás en el artículo.

Felicidades
Sirah
http://evolucionando.wordpress.com

David dijo...

Buenas Maria

Lo primero mil gracias por tus reflexiones y por ser capaz de plasmarlas con esa sencillez.

Te queria decir que estoy viviendo una experiencia pareciada a la tuya en una ONG en Bolivia. A la vez estoy leyendo el libro y me siento totalmente identificado con tigo. No siento ninguna necesidad de volver. Mil gracias por no hacerme sentir solo.

Te queria preguntar, que haces cada vez que te vienen pensamientos a la mente. Pensamientos fuertes como familia, relaciones etc...consigues sentir tu cuerpo interno? como eliminas esos pensamientos?

Again, mil gracias por todo y espero que sigas escribiendo. A mi personalmente me sirve de gran ayuda el leerte

Un beso

david

María Rodriguez Piña dijo...

Gracias "anónimo" por el premio... creo no haber hecho nada para merecerlo, solo dejo que mis manos toquen las teclas de este teclado sin más.

Gracias David por tu comentario, me llegó en un momento en que había olvidado mantenerme presente y consciente, en un momento en que mi situación de vida dejo de ser mi situación de vida para mi para ser mi vida. Solo duró unas horas pero llegaste tu con tu mensaje y ups! recordé.
Gracias, gracias muchas gracias.

Preguntas que como lo hago cuando llegan pensamientos muy fuertes, pues de muchas formas, una es volviendo a mi centro y viendo las cosas desde dentro. Si esto no me funciona, empiezo a observar mis pensamientos hasta que todo se disuelve, si no soy capaz de ponerme a observar mis pensamientos, o sea que estoy metida en mi situación de vida, entonces entro totalmente en lo que estoy sintiendo, me recreo en ello, me dejo sentir los dolores físicos y emocionales que me produce sin rechazarlos, solo observádolos... tarda un poquito más pero al final desaparecen y vuelvo a estar presente y capaz de disfrutar de todo lo que sucede segundo a segundo. Y si estoy tan y tan metida en la situación de vida como hoy que hasta se me olvida hacer algo... entonces llega "algo" o "alguien" y me recuerda que vuelva a mi centro. Realmente creo que mantenerse presente y consciente toda la vida es algo así como imposible para todas aquellas personas que hemos vivido en la inconsciencia durante tanto y tanto tiempo pero a medida que empiezas a tomar algo de disciplina y cada vez te mantienes más tiempo aquí y ahora toda suerte de cosas o hechos aparecen para ayudarte. Esto es totalmente cierto.

David dijo...

Buenas Maria

Perdon por responderte tan tarde. Mil gracias por tus comentarios. Creo que esta genial poder apoyarse en gente que tiene unos pensamientos de vida parecidos.

Te queria preguntar que es exactamente lo que sientes cuando intentas conectar con tu cuerpo interno. Es algo curioso pero yo lo intento :hay veces siento un cosquilleo y no se porque me sale una gran sonrisa y otras veces solo veo imagenes y no siento nada. Me encantaria si podrias ayudarme.

Un gran abrazo y muchas gracias por tu ayuda

david

María Rodriguez Piña dijo...

Hola de nuevo David,

Al principio cuando conseguía ver la vida desde mi cuerpo interno sentía como tu dices un cosquilleo (que yo situaba en el centro de mi pecho) y una sonrisa, pero aún más importante y sorprendente era que las cosas que tenía a mi alrededor adquirían una luz diferente, enfocaba mejor mi visión, las imágenes eran más nítidas y brillantes, todo adquiría una dimensión totalmente diferente. Además la sensación de paz y tranquilidad que me invadía tanto a nivel emocional como a través de mi cuerpo físico (se tornaba liviano, como si no lo sintiera) hacía que notara el cambio de una forma brutal.

A medida que me he ido manteniendo cada vez más y más en contacto con mi cuerpo interno las sensaciones han dejado de ser impactantes, se ha convertido en "normal" y no es posible apreciar gran cambio, eso sí, ahora lo que noto muchísimo es cuando dejo de estar ahí. Mi cuerpo físico se queja con algún dolor (por ejemplo cosquilleo y pesadez en las piernas o en el estómago) y mi visión deja de ser tan nítida, como dispersa. Unido a una leve sensación de angustia y ansiedad que creo que antes no era capaz de reconocer a menos que estuviera metida en una gran ansiedad.

Así, dejar de sentir espectacularidad cuando vives desde tu cuerpo interno es lo mejor que te puede suceder porque quiere decir que estás en él por sistema y cualquier momento en el que te apartas de él lo sientes y puedes cambiaarlo.

De todas formas esta es solo mi experiencia, me gustaría que cualquier lector pueda expresar la suya, creo que es muy interesante poder compartir sensaciones de algo que estamos explorando. Gracias de nuevo David por tu inspiración.