Google
 

sábado, 9 de febrero de 2008

Las Relaciones Como Práctica Espìritual

"... ¿Podemos convertir una relación adictiva en una relación iluminada?
Si, Estando presente e intensificando progresivamente tu presencia mediante la atención al ahora. Tanto si vives solo como si vives en pareja, ésta es la clave..." E. Tolle - El Poder del Ahora
No quisiera que lo que aquí voy a relatar sonara a que creo que ya está todo hecho, ya se que las cosas cambian y que todo puede ser una ilusión, esto es lo que nos enseñan todos los días de nuestras vidas desde que nacemos. Pero ¿no forma parte de la iluminación desaprender lo aprendido?. Yo se, cuando estoy totalmente en contacto con mi SER que no es una ilusión, aunque también sé que no está todo hecho, que tengo que continuar trabajando en el Ahora, observando mis pensamientos y mi cuerpo-dolor cuando aparecen y manteniéndome el mayor tiempo posible en mi cuerpo interno. Sé que habrán momentos de crisis, pero también sé que incluso las crisis serán geniales porque me permitirán profundizar mucho mas en mi amor.
"...cuando veas que tu relación no funciona, cuando haga asomar tu "locura" y la de tu pareja, alégrate. Lo que era inconsciente está saliendo a la luz. Es una oportunidad de salvación. Registra cada momento, registra en especial tu estado interno en cada momento. Si estás enfadado, debes saber que "estás" enfadado. Si te sientes celoso, si estás a la defensiva, si sientes el impulso de discutir, la necesidad de tener razón, si tu niño interno pide amor y atención o si sientes dolor emocional del tipo que sea, conoce la realidad de ese momento y registra ese conocimiento. Entonces la relación se convierte en tu sadhama, tu práctica espiritual... E. Tolle - El Poder del Ahora
Después de la experiencia que incluí en el anterior post, después que coneguír desidentificarme del dolor de la pérdida de una relación, después que practiqué y practiqué mantenerme totalmente presente y consciente, después que llegué a sentirme totalmente a gusto con la "situación de vida" que estaba pasando con el amor de mi vida a pesar que no era la que yo hubiera querido, después de encontrar la calma mental y consiguiera que el cuerpo-dolor dejara de estar más presente en mi que yo misma, después de todo esto... la persona que amo quiso hablar conmigo. Ya no era su ego quien me hablaba, era EL.

¿Coincidencia?, creo que no.


Deseaba poderme relacionar con él, de la forma que sea, deseaba poder aceptarlo totalmente pero no sabía como acercarme en la práctica a él. Sabía que mientras no fuera capaz de estar totalmente desidentificada con mi ego, en lugar de conseguir que la relación (sin importarme la forma que tuviera) con él fuera gratificante solo nos haría daño y no podríamos utilizarla para crecer personal y espiritualmente. No creía que estuviera lo suficientemente preparada como para poder lidiar con su ego sin que yo no entrara en el mío. El hecho que quien me hablar fuera EL en lugar de su ego me dio la seguridad para permitirme acercarme a él... aunque tengo que admitir que al principio fue con una gran barrera emocional entre nosotros por mi parte.

"...En cualquier caso, cada crisis, además de representar un peligro, también ofrece una oportunidad. Si las relaciones energetizan y expanden los patrones mentales del ego y activan el cuerpo-dolor, tal como ocurre actualmente ¿Por qué no cooperar con él en lugar de evitar las relaciones o de segur persiguiendo el fantasma de una pareja ideal que sea la respuesta a todos tus problemas o complemento que te haga sentirte realizado?. La oportunidad oculta en cada crisis no se manifiesta hasta que todos los parámetros de la situación son reconocidos y aceptados plenamente. Mientras sigas negando los hechos, mientras sigas tratando de escapar de ellos o desees que sean diferentes, la ventana de la oportunidad no se abrirá y continuarás atrapado en es situación, que seguirá igual o empeorará..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Ese primer día que volvimos a hablar, que volvimos a vernos yo iba con la total intención y conciencia de aceptarlo tal y como era. No me importaba que yo supiera que dentro de él hubieran unos deseos y dijera otras cosas, estaba totalmente decidida a dejarlo ser, a aceptarlo totalmente, a practicar con ello.

Pero lo que sucedió fue sorprendente e inesperado. Todo lo que decía, todo lo que pretendía y todo lo que hacía iban en correspondencia con mis deseos e ilusiones. A pesar de ello no quise "creérmelo todo", por dos factores, uno porque quizás solo era una ilusión momentánea fruto de la separación (pensamiento fruto de mi ego), pero sobre todo porque no quería volver a identificarme con mi ego. No quería agarrarme a una identidad basada en mis deseos e ilusiones.

Además, mis deseos e ilusiones habían cambiado cualitativamente: los tenía, los sentía pero ya no era "necesario" conseguirlos. Había aceptación a la situación.
"...El reconocimiento y la aceptación de los hechos te permite cierta libertad respecto a ellos. Por ejemplo, cuando sabes que hay desarmonía y lo tienes presente, ese mismo hecho constituye un factor nuevo que no permitirá que la desarmonía siga igual. Cuando sabes que no estás en paz, ese conocimiento crea un espacio tranquilo que rodea tu falta de paz en un abrazo amoroso y tierno, y después trasmuta en paz la ausencia de paz... Lo único que puedes hacer es crear un espacio para que ocurra la transformación, para que entren la gracia y el amor en tu vida..." E. Tolle - El Poder del Ahora
A partir de ese día, nuestra relación está llena de calidad. No quiero decir que todo fuera "un camino de rosas", yo tuve que lidiar con mi barrera emocional y él mantenerse lo suficientemente consciente y presente como para que mis indecisiones no le afectaran. Pero, esta llena de calidad.

Tuve bastantes momentos de inconsciencia, no eran días enteros, solo momentos. Pero estos momentos no le arrastraron y el resultado: tuve espacio para crecer con él y con nuestra relación.
"...Si observas un comportamiento inconsciente en tu pareja, rodéalo con el abrazo amoroso de tu conocimiento y no reacciones..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Y eso justo es lo que ha estado haciendo él mientras yo iba de la consciencia a la inconsciencia, con una situación que hacía surgir el cuerpo-dolor que se había quedado anclado con los acontecimientos previos a la ruptura.
"...La inconsciencia y el conocimiento no pueden coexistir durante mucho tiempo, aunque el conocimiento no esté en la persona que actúa inconscientemente sino en la otra. A la forma energética que reside detrás de la hostilidad y el ataque, la presencia del amor le resulta absolutamente intolerable. Si reaccionas a la inconsciencia de tu pareja, tú mismo caes en la inconsciencia. Pero si a continuación recuerdas que has de conocer y registrar tu reacción, no se pierde nada..." E. Tolle - El Poder del Ahora.
Él no reaccionó, yo registré mi reacción: los dos crecíamos juntos.

"...Si sigues intentando alcanzar la salvación a través de una relación, te sentirás desilusionado una y otra vez. Pero si aceptas que la finalidad de las relaciones es hacerte consciente en lugar de hacerte feliz, entonces te ofrecerán salvación, y te habrás alineado con la conciencia superior que quiere nacer en el mundo. Para quienes se aferren a los viejos patrones, cada vez habrá más dolor, violéncia, confusión y locura..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Ahora, tras más de una semana de ese "reencuentro" siento por primera vez que es mi "pareja", pero no como se entiende socialmente a una pareja, es mi compañero de viaje por esta vida. Una persona con quien crecer y hacerme cada vez más consciente.
"...Cuando hayas resuelto los dos factores que destruyen las relaciones, es decir, cuando hayas transmutado el cuerpo-dolor y dejes de identificarte con la mente y las posiciones mentales -y siempre que tu pareja haya hecho lo mismo-, experimentarás la dicha de florecer de una relación..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Siento esa dicha, no necesitamos satisfacer las necesidades de nuestro ego, nos reflejamos el amor que sentimos en nuestro interior, un amor que viene acompañado de una toma de conciencia de nuestra unidad con todo.
"...Ése es el amor que no tiene opuesto..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Contestando a mi propia pregunta del principio ¿Ha sido casualidad?, respondo NO, desde luego que no es casualidad, todo es fruto de ese deseo de crecer personal y espiritualmente que estaba pugnando por salir, todo es fruto de un trabajo de mantenerse consciente y sobre todo fruto de desear que esta relación sea nuestro sadhana.

9 comentarios:

Tiemacil dijo...

Hola!

Gracias por hacernos llegar con tanta pragmacidad tus experiencias. Se destila un trabajo interior profundo y claro que lleva como resultado a una cadena de acontecimientos deseados que se van cumpliendo. Tu esfuerzo vale para que muchos otros puedan ver que la espiritualidad en la vida cotidiana es posible y deseable, y que conseguir ser feliz está al alcance de todos aunque hay que trabajar en ello cada día.

Un saludo, namasté, Tashi Delek

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tu propia experiencia. Es una manera más consciente de vivir la pareja: sin posesividad.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Felicidades María, estes artículos que reflejan tu propia evolución me permiten conocer como yo misma puedo evolucionar. Es realmente difícil, pero la clave creo que la das tú, cuando dices "después que practiqué y practiqué mantenerme totalmente presente y consciente, después que llegué a sentirme totalmente a gusto con la "situación de vida"". Practicar y practicar y encontrar a la VIDA especialmente cuando percibes el mundo exterior como algo malo o desagradable, quizá, porque aún no eres completamente capaz de percibirlo desde el interior como VIDA.

Lo único que me da pánico de esta experiencia tuya es acabar viendote con una túnica naranja, jaja:)))

Gracias por tu dolor y tu alegria:)
Sirah

Anónimo dijo...

Hola, déjame hacerte una pregunta sobre la ausencia del deseo (al artículo en que hablas de eso está más abajo): yo estudio una carrera y DESEO aprobar las asignaturas; también me gusta una chica y DESEO ligar con ella, etc.

La pregunta es: ¿es bueno ese deseo, o es malo? El caso del estudiante, por ejemplo: si el deseo es malo y no debería tenerlo, ¿qué es lo que me impulsará a estudiar entonces? Pero si el deseo es bueno, y debo tenerlo, en ese caso me sentiré triste si no lo logro.

¿Cómo me puedes solucionar este dilema?

Saludos,

Pinwino

Anónimo dijo...

hola,
Leyendo tu experiencia me da mucha energía para aprender a aceptar la situación en la que vivo "con el amor de mi vida".
Gracias.

Blas Cubells dijo...

Hola, yo también soy un admirador de Tolle, estuve en su conferencia en Barcelona el año pasado, una experiencia maravillosa. Puse, por si te interesa, la transcripción (hablo en español) completa en el siguiente enlace: http://www.sanchezdrago.com/foro/viewtopic.php?t=1112

Un saludo.

Fran dijo...

Hola!!

Hace tiempo que descubrí este blog y lo guardé en mis favoritos, pero hasta hace poco no me puse a profundizar en él....y solo puedo decir que me encanta!!!!. Soy un gran seguidor de Eckhart Tolle, y ver como alguien esta realizando un trabajo tan profundo sobre su obra me ha llenado de alegria, sobre todo por como relacionas tus vivencias personales con el mensaje de Tolle.
Me encantaria saber mas de ti; yo soy de barcelona y actualmente estudio para terapeuta en el Institut Gestalt.
Me encantaria que visitaras mi blog (www.enpresencia.blogspot.com), y me comentaras que te parece. Estoy recopilando articulos que a mi me han ayudado a despertar y que necesito compartir con el mundo para iluminar en la medida que pueda a quien como nosotros, busca sin necesidad de encontrar, en este viaje al interior tan maravilloso y auténtico.
Bueno, me despido con un abrazo lleno de amor, y dándote las gracias por tu aportación.
Fran

sim dijo...

Hola María!acabo de encontrar este blog y me gusta mucho como enlazas tus propias experiencias con las enseñanzas de Tolle.
He leido todos sus libros e intento ponerlo en practica consiguiendo experimentar durante momentos el estado del que se habla;tenia ganas de formar parte de algun grupo de meditacion en esta línea,asi que buscando en google encontre grupos de silencio;el de barcelona concretamente que es de alli de donde soy todavía no ha entrado en funcionamiento ni existe fecha prevista,asi que si a alguien de barcelona le gustaria que nos reunieramos para poder charlar y parcticar juntos yo estaria encantado;dejo mi e-mail por si a alguine le interesa simonkaso@hotmail.com

un saludo

María R. P. dijo...

Hola a tod@s! muchas gracias por vuestros comentarios. Parece que este blog estaba (o sigue estando porque no lo consigo arreglar) mal configurado y no me enteraba de los nuevos comentarios, siento no haberles dado respuesta, han pasado ya varios años desde vuestras publicaciones y supongo que ahora nadie recordará mucho haber pasado por aquí, pero... de nuevo gracias.

Anónimo pregunta sobre el DESEO. Bajo mi punto de vista el DESEO puede ser el que haga iniciar una actividad, un proyecto. En ese sentido el deseo puede ser poco nocivo si lo utilizas como tal, como el impulsor de una idea que luego empiezas a llevar a la práctica. A partir de ese momento, el momento inmediato que pasa de deseo a idea y de idea a acción, continuar con el deseo es solo el apego de tu ego al resultado final. Si en ese momento sustituyes el deseo por el disfrute, realmente conseguirás lo que has deseado en su inicio con una calidad increíble, con muchísima más calidad que si hubieras continuado con tu DESEO, pero ni te darás cuenta porque solo disfrutarás del camino, disfrutarás de todos los momentos que eran Ahora, es decir, de todo y así tu deseo dejará de tener importancia, lo importante es cada paso del camino, serás feliz, con una felicidad tranquila y permanente.
Disfrutad de cada segundo, es lo único que podéis hacer para salir de la prisión del ego!