Google
 

domingo, 27 de enero de 2008

De las Relaciones Adictivas a las Relaciones Iluminadas

Una persona anónima dejó un comentario en el anterior post, decía: "... y como se llena esa sensación de carencia?", la gran pregunta, porque este que es un mal que no atormenta a todos, la respuesta es tan simple, pero tan complicada de llevarla a cabo... la razón de la dificultad: nuestro ego, nuestra mente pensante y su aliado: el cuerpo-dolor.
"...Estando presente e intensificando progresivamente tu presencia mediante la atención al ahora. Tanto si vives solo como si vives en pareja, ésta es la clave... Conocerte como el Ser que está debajo del pensador, la quietud que está debajo del ruido mental, el amor y la alegría por debajo del dolor, eso es libertad, salvación, iluminación..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Cuando practicas la observación de tus pensamientos, la observación del observador del pensamiento, la observación del cuerpo-dolor. Cuando dejas que las cosas sean y no tratas de interpretar ni juzgar, cuando te das cuenta que el conflicto no surge de fuera, sino que está dentro, cuando observas y te haces consciente, el dolor desaparece, se crea un espacio que cambia el dolor por tranquilidad serena. Solo hay que probarlo para darse cuenta que no son palabras, que es una realidad.

La persona de la que me he enamorado está metida muy profundamente en el ego, su identidad está sumamente marcada y domina totalmente su vida, vida que él reconoció anteriormente que no le gustaba pero su ego ante el peligro de perder esa identidad ha atacado y le ha hecho separarse emocionalmente de mi, mi presencia le provocaban deseos de cambiar de vida.

Ante ello, yo, que había perdido mi centro por la emoción del enamoramiento, que había vuelto a identificarme con mi ego me sentí dolida y le pedí que también se apartara físicamente de mi, sabía que le iba a hacer daño si continuaba relacionándome con él mientras él me demostraba su indiferencia emocional, me sentí engañada por todo lo que me había dicho y que ahora desdecía, me sentía rabiosa cuando veía que justificaba comportamientos egocéntricos con "cosas" que no eran verdad, me identifiqué con mi cuerpo-dolor de tantas y tantas relaciones fracasadas, mi cuerpo-dolor no me dejaba ni siquiera poder recibir un e-mail suyo, aparecía con toda su intensidad.

Ahora, tras varios días de practicar la observación, el cuerpo-dolor poco a poco va desapareciendo.

Podría haber sido la peor experiencia de mi vida, porque lo que yo he sentido y siento por esta persona es mayor de lo que había sentido nunca por nadie. Pero no ha sido así.

La gente que me pregunta por él y cuando les cuento que ya no está en mi vida con tanta tranquilidad creen que no era una persona importante para mi. Es posible que él crea lo mismo dado mi comportamiento. Pero a ninguno de ellos les puedo explicar que el dolor surgía y yo lo iluminaba con mi presencia, lo observaba y me iba desidentificando de él alcanzando libertad y liberándome de ello. Ahora estoy tranquila, en paz, no necesito cubrir ninguna carencia... me gustaría que las cosas no fueran así, pero ante la situación no puedo hacer nada, solo podía cambiar mi estado interior y aceptar la situación, pero ello solo lo conseguí cuando volví de nuevo a practicar la observación.
"...Si dejas de investirla de "yoicidad", la mente pierde su cualidad compulsiva, formada básicamente por la constante tendencia a juzgar y a resistirse a lo que es, creando así conflicto, drama y más dolor. De hecho, en el momento que dejas de juzgar y aceptas lo que es, eres libre de la mente. Has creado espacio para el amor, para la alegría, para la paz. Primero dejas de juzgarte a ti mismo, después dejas de juzgar a tu pareja..." E. Tolle - El Poder del Ahora.
Ahora solo espero poder llegar algún día a poder hablar con él sin que mis deseos de tener una relación romántica con él interfieran causando más dolor. Hasta que llegue ese momento me estoy manteniendo alejada de él, para que los resto de mi ego no le hagan daño, no quiera atacar intentando cambiar la situación por medio del dolor. Mientras tanto continuo trabajando con mis pensamientos y mi cuerpo-dolor.
"...El mayor catalizador del cambio en las relaciones es la aceptación total de tu pareja tal como es, dejando completamente de juzgarla y de intentar cambiarla. Eso te lleva inmediatamente más allá del ego. A partir de entonces todos los juegos mentales y el apego adictivo se acaban... Entonces, o bien os separáis - con amor- o bien entráis juntos más profundamente en el ahora, en el Ser..." E. Tolle - El Poder del Ahora
Bien, todavía no soy capaz de aceptarlo totalmente como es, queriendo tener una relación conmigo sin que exista una relación sentimental, pero todo llegará, yo continuó observando mi pensamiento y mi cuerpo-dolor. Porque quiero ir más allá de mi ego, porque quiero aprender para no volver a repetir y repetir asignatura. Ahora estoy separada de él pero con amor, no siento ninguna emoción negativa... pero creo que necesito aprender a poder relacionarme con él sin que surja dolor.

Me di cuenta que la paz y la tranquilidad que me aportaban mis prácticas hacían que al día siguiente me sintiera tan bien que me olvidara de observar mis pensamientos, no había cuerpo dolor y los pensamientos no eran demasiado desagradables, no hacía nada, al próximo día el cuerpo-dolor había resurgido con total intensidad. Entendí que necesitaba entrar en mi cuerpo interno más a menudo de lo que lo hacía, independientemente que me sintiera bien o mal... y como no me considero una persona muy constante me inventé un sistema que me está funcionando. Coloqué una alarma, un pequeño "bip" cada dos horas en mi teléfono móvil, así cuando suena el "bip" recuerdo que debo entrar en mi cuerpo interno, si cuando suena no lo hago, no apago la alarma y esta va recordándomelo cada cinco minutos, hasta que entro en mi cuerpo interno, me pongo en contacto con mi Ser y la desactivo. La siguiente alarma sonará cuando está programada.

Entrar en contacto con mi cuerpo interno cinco o seis veces al día, independientemente si me siento bien o mal me está ayudando a mantenerme presente y consciente. Probarlo ¡funciona!
"...El amor es un estado de Ser. Tu amor no está fuera, está en lo más profundo de ti. Nunca puedes perderlo, no puede dejarte. No depende de otro cuerpo, de otra forma externa. En la quietud de tu presencia puedes sentir tu propia realidad informe e intemporal: es la vida no manifestada que anima tu forma física. Entonces puedes sentir la misma vida en lo profundo de los demás seres humanos y de las demás criaturas. Mira más allá del velo de la forma y la separación. Esto es alcanzar la unidad. Esto es amor..." E. Tolle - El Poder del Ahora

3 comentarios:

Moonchakra dijo...

Hola,Maria.
Leo tu block desde hace tiempo y es agradable volver a tenerte entre nosotras/os.
Cual es tu manera de entrar en tu cuerpo interno,como llegar a ello?
Me gustaria saberlo,pues estoy pasando por una de mis peores epocas.Y el dolor es insoportable.
Me permito hacer una recomendacion a ti y los compañeros de lectura de este blog.Un poco de aire fresco y sorprendente en un documental de Madonna,llamado"I'm Going to Tell You a Secret".Me dio que pensar y pensar en como sentir.Un saludo

María R. P. dijo...

Gracias Moonchakra,

Contestando a tu pregunta... no sabría explicarte como lo hago ahora, simplemente tomo conciencia de él y me siento dentro, sin dejar de hacer lo que estoy haciendo, sin cerrar los ojos, sin cambiar nada. Automáticamente todo cambia en mi interior, me siento en mi centro, siento mi energía colocada a partir del centro de mi cuerpo, las imágenes se hacen más nítidas, incluso brillantes. Los sonidos más claros y siento paz y alegría. Los problemas desaparecen, hay tranquilidad en mi interior.

En mi exterior las cosas cambian también, no se reproducen situaciones de agresividad, discordia o cualquiera desagradable. El exterior reacciona a tu estado interno.

¿Como lo hice al principio? Utilicé la meditación que se encuentra en el libro El Poder del Ahora y que reproduzco en el margen derecho de este blog "Entra profundamente en tu cuerpo interno".

La primera vez que la hice quedó anclada la sensación en mi, de forma que solo con la intención, con la conciencia me siento igual sin necesidad de seguir el modelo.

Mi recomendación es que si alguien no lo consigue a la primera, que continúe practicando con la meditación (la puede grabar por ejemplo y escucharla con los ojos cerrados para que le dirija el pensamiento) hasta que la sensación sea tan profunda que quede bien anclada y tu energía sepa hacia donde dirigirse con solo la intención.

No se si con ello he contestado tu pregunta.

Miraré el documental que recomiendas, espero que esté subtitulado porque mi inglés no es lo suficientemente fuerte.

Muchas gracias de nuevo y un saludo

María

Anónimo dijo...

El propio Tolle explica, en EL poder del ahora, lo que dices María, con una imagen: Uno se encuentra en el fondo de un algo, sereno, las aguas superficiales pueden estar revueltas o calmadas, pero TÚ sigues abajo tranquilo...

Un abrazo